Sexo en vacaciones: 10 sugerencias para disfrutar


Sucede con frecuencia que el sexo en la relación de pareja pierde calidad debido a la intromisión en la intimidad de los problemas cotidianos. Así el sexo, más de lo que deseáramos, va relegándose a un desmerecido segundo plano; que nadie se propone.
Por eso, las tan ansiadas vacaciones, se transforman muchas veces en un tiempo para recuperar la sensualidad y la atracción. 
Son una excelente oportunidad para incrementar el interés sexual, la comunicación y la diversión en pareja.

Prepárate para recuperar tu vida sexual
  1. Fuera los relojes y los horarios: nada de establecer tiempos para la playa, para comer o hacer compras. Toma el día como viene. Disfruta del sexo mañanero, o el de la siesta o el que tú quieras, cuando te apetezca. Y dispénsale todo el tiempo necesario. Olvídate de la hora. El sol estimula la producción de las hormonas como la testosterona, endorfina y serotonina, lo que ayuda a incrementar el deseo sexual, así que aprovéchalo sin más.
  2. Restablece la armonía: en vacaciones, sin el estrés de la rutina pueden relajarse y encontrar ese punto de armonía que hace que sincronicen sin esfuerzo. Conecten realizando actividades que sean del gusto de ambos.
  3. Recupera la pasión: utilicen su potencial creativo para revivir la llama del amor . Busquen atraerse, mimarse y recordarse qué es lo que les gusta del otro. Intenten cumplir alguna fantasía erótica.
  4. Intensifica el erotismo: abre tu mente a las sensaciones eróticas y compártelas con tu pareja. Compartan sus fantasías y prueben cosas nuevas.
  5. Disfruta el momento: siente y goza cada caricia, cada beso, abrazo que experimenten en la intimidad, déjate llevar por esas sensaciones placenteras.
  6. Busca sorprender: si no lo has hecho hasta ahora, éste es un buen momento para poner en práctica algo que hayas aprendido, sin exigencias con el resultado, sólo se trata de probar. La diversidad enriquece tu vida sexual.
  7. Pon en práctica el lenguaje del amor: expresa tus emociones y lo que sientes en ese momento a tu pareja, puede ser muy excitante para los dos.
  8. Comparte historias sexuales: inventar un cuento con tus deseos más íntimos o compartir las fantasías a las que recurres en tu intimidad, pueden ayudarte a recuperar el placer. Ponlo en práctica y descubre nuevas sensaciones.
  9. Vuelve a coquetear: recordar y revivir la etapa de enamoramiento, cortejándose, insinuándose, recuperando el estremecimiento del contacto físico que sentían al principio.
  10. Disfruta tu vida erótica en vacaciones: convierte cada momento y actividad en algo divertido, placentero y único. Siéntete y sé sexy para "atrapar" otra vez a tu pareja.



    El estrés impacta negativamente en tu calidad de vida 
    y en tu relación de pareja. Intenta buscar espacio y tiempo para disfrutar de unas merecidas sesiones de sexo.



    Y tú, ¿te propones unas vacaciones sexualmente placenteras?



    También te puede interesar:

2 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Sólo son ideas, lo importante es llevarlas a cabo, no? Un abrazo Elizabeth!

      Eliminar